martes, 21 de abril de 2009

Ex Astronauta asegura que hay vida extraterrestre


Ovnis Extraterretres

Ex Astronauta cree en los extraterrestres


Edgar Mitchell ex astronauta que viajó a la Luna a bordo de una nave "Apolo", está convencido de que hay vida extraterrestre, según declaró en una conferencia que recoge CNN.

Mitchell -quien pilotaba el módulo lunar de la nave y pasó a la historia como el sexto hombre en pisar el suelo del satélite terrestre- señaló que en todo este tiempo las autoridades estadounidenses han mantenido en secreto todas las visitas alienígenas.

En una entrevista radial el astronauta detalló también que durante sus años en la NASA supo de la llegada a la Tierra de muchos OVNI.

Agregó que los miembros de la agencia espacial estadounidense que tuvieron contacto con los aliens los describieron como seres “bajitos”, “de apariencia extraña para los seres humanos" y con ojos alargados, muy parecidos a los estereotipos que presenta Hollywood.

El vuelo del Apollo 14 fue el décimocuarto del programa Apolo y fue lanzado rumbo a la Luna el 31 de enero de 1971.

El ex astronauta de la Nasa creció en Roswell (Nuevo México), el lugar donde quienes creen en los OVNIs afirman que aterrizó uno en 1947. Los militares estadounidenses hicieron entonces todo lo posible por ocultar el hecho y evitar que los testigos hablaran, según Mitchell.

Añadió que hace diez años consiguió que lo escucharan en el Pentágono, donde habló con un almirante -cuyo nombre no reveló- y que logró confirmar el suceso de Roswell. Poco después el militar quiso seguir investigando pero una instancia superior se lo impidió. Ahora, aseguró Mitchell, el oficial lo niega todo.

Una voz experimentada que dice creer lo que muchos dicen secretamente, si es cierto o no, solo el tiempo lo dirá.

A continuacion unos videos de la Nasa donde se pueden observar verdaderos OVNIS..pues son objetos voladores desconocidos



2 comentarios:

Catherine Misle 17 de agosto de 2011, 13:51  

La vida animal terráquea, incluyendo al hasta ahora “ultimo eslabón superior”, el humano, se basa en el hecho de que las moléculas proteínicas son activas en agua, nuestro cuerpo esta compuesto por proteínas que se mantienen gracias al agua, a sus componentes y propiedades, las grasas constituyen los lípidos que sirven como el material principal para la sustentación de células vivas en circunstancias favorables.

Los lípidos tienen suficiente capacidad de crecimiento, poseen suficiente labilidad para sustentar la vida y están distribuidos ampliamente por todo el universo, poseen la propiedad de formar macromoléculas, por lo que en ellos existe la forma potencial de convertirse en entes vivos de estructura compleja, altamente organizados.

El eminente bioquímico Norteamericano Asimov Isaac cree que el fluorocarburo y los fluorocarburos de silicona pueden formar macromoléculas en un medio de azufre líquido y por tanto a enumerado 6 combinaciones posibles que podrían resultar en la generación de la vida:

1.- Lípidos en hidrogeno
2.- Lípidos en metano
3.- Proteina en amoniaco
4.- Proteina en agua
5.- Fluorocarbono en azufre
6.- Fluoruro de silicona en azufre

La licuefacción del hidrogeno se logra a 240 °C bajo cero y el azufre se diluye a mas de 100° C, la vida basada en estos elementos es posible a temperaturas que aniquilarían la vida en la Tierra; esto presenta la posibilidad de que se pueda encontrar vida de alguna especie en otras partes de nuestro propio sistema solar. En todo caso la potencialidad de vida en otras partes del universo se incrementa notablemente al incluir sustancias distintas de las proteínas.

Si asociamos por ejemplo silicona con rocas, obtendremos un tipo de sustancia orgánica generada a partir de tal fusión y este resultado tendría, probablemente consistencia gomosa, es de suponer que un cuerpo viviente hecho de esa sustancia podría parecerse a rocas y funcionar como organismo, la silicona, es un componente del fluoruro de silicona que es muy distinto del carbono, componente esencial de las proteínas. Fisicoquímicamente hablando, el aire que respiraríamos fuese un veneno para seres compuestos de material no proteico. Ahora bien,

1.- Será posible comunicarnos y compartir ideas con seres vivos resultantes de tales asociaciones no compuestas de proteínas?

2.- Y que tal la percepción sensorial y el modo de pensar de tales seres?

3.- Diferirían por completo de los nuestros?

4.- Aun suponiendo que estos tuvieran la misma capacidad mental que nosotros habría algún tema del que pudiéramos conversar?

5.- Parece posible que seres de inteligencia superior hayan llegado a conceptos parecidos de matemáticas, física y química?

Un programa espacial en los Estados Unidos llamado Ozma, ha intentado establecer contacto con seres del espacio exterior, irradiando al espacio formulas matemáticas, sin respuesta, entonces, a menos que seres extraterrestres sean remotamente similares, semejantes, parecidos, análogos, aproximados, comparables a nosotros, los seres humanos habitantes del planeta Tierra, parece haber pocas posibilidades de que podamos comunicarnos en el campo de la literatura, la sociología, la música o el arte

Catherine Misle 17 de agosto de 2011, 13:52  

La Tierra es apenas uno de los satélites que giran alrededor de una estrella más bien pequeña la que la llamamos sol, eso, sin dejar de mencionar las innumerables estrellas parecidas en la vía Láctea que conforman nuestra Galaxia, la Galaxia en si, es solo una entre las infinitas islas galácticas del Universo conocido y descrito. El enorme numero de estrellas torna improbable que nuestro sistema solar sea el único en su tipo, y si hay 2 por que no 3 o 4, 50, 100 o 1000….o mas?

La cosmología cree hoy día que existe la probabilidad de que el Universo contenga cientos de millones de planetas en que las condiciones ambientales pueden ser mas o menos las mismas que en la Tierra. Parece una cuestión de probabilidad.

En las mejores circunstancias, podría hacer falta muchísimo tiempo para que las potencialidades de vida dieran fruto, si consideramos las propiedades y leyes físicas y químicas del Universo.

En la Tierra, el único caso del que apenas sabemos algo, la primera vida orgánica surgió como mínimo hace 2 mil millones de anos atrás y después de que el planeta se formara, es decir que hay que adicionar los anos de formación del planeta azul.

Veámoslo con un ejemplo simple, un dado, este tiene 6 caras, existe 1 probabilidad en 6 de que aparezca una cara determinada al lanzarlo. Sin embargo esto no significa que las caras vayan apareciendo sucesivamente, en sucesión, 1 vez de cada 6, tampoco hay modo de predecir cuantas veces tendremos que arrojarlo para obtener el numero deseado.

Las condiciones para la vida son como una de las caras del dado, con una sencilla diferencia; los científicos aun no tienen la más remota idea del número de “caras” existentes en la totalidad universal, podrían ser decenas o miles de millones.

No parece probable que los terrestres, podamos establecer contacto con seres extraterrestres en el futuro previsible, por la extrema distancia que nos separa de estrellas, planetas, de galaxias. Por esto, los inventores de la ciencia-ficción, pueden seguir inventando hombrecillos verdes provenientes de Marte y monstruos amorfos que invaden la Tierra que vienen de planetas lejanos. Es muy posible que los seres vivos de otros lugares cósmicos se diferencien de nosotros al punto de que los cineastas y escritores no puedan imaginarlos. Considerando la variedad casi increíble además de casi infinita existente en nuestro propio planeta, aun no conocidos o descubiertos en su totalidad, caben pocos motivos para suponer que las criaturas de otros mundos deban tener un parecido físico con los humanos. La configuración humana es la adecuada para el desarrollo de las facultades mentales, posee órganos con la sensibilidad necesaria para percibir el sonido, el movimiento, la luz, el olor, el estado de alerta, entre otros, la configuración humana es la adecuada para sobrevivir el la Tierra, por tanto es razonable suponer algunas formas de vida en otros planetas se parecieran a nosotros en su estructura general?.

De haber similitudes, existen variables radicales, como por ejemplo diferentes fuerzas de gravedad. En Marte por ejemplo donde la gravedad de la superficie equivale solo a 0,38 m/s2 de la Terrestre, cualquier ser viviente parecido al humano seria más alto y más delgado, en Júpiter cuya gravedad es 2,75 m/s2 veces mayor que en la Tierra, los hombres desarrollarían, presuntamente, una forma robusta y tal vez algo cuadrada.

Los extraterrestres deberían de ser de distinto color y con vías sensoriales más o menos sensitivas que las nuestras, eso sin dejar de mencionar las diferencias químicas.

Related Posts with Thumbnails