lunes, 3 de noviembre de 2008

Leyendas Urbanas Robo de Organos



Leyendas Urbanas

Robo de Órganos

Continuando con la serie de Leyendas Urbanas que retratan como a cualquier persona, que el infortunio lo pone en situaciones como estas, puede verse inmiscuido en una red de traficantes de órganos, que por medio de subterfugios logran cambiarle la vida a la víctima.

Lo sorprendente es como se propagan estas Leyendas por la red, es increíble, aquí les dejo dos historias sorprendentes, que tienen el mismo resultado...tenebroso.

Lo peor de las Leyendas Urbanas es que te dan un temor, porque sientes que a cualquiera le puede pasar una situación como esta, es decir te da la sensacion que nadie esta a salvo

Un grupo de estudiantes se fue de viaje a Nueva York. Llegaron muy tarde y no habían cenado. Uno de ellos decidió salir del hotel a tomar un bocadillo. Sus compañeros le recomendaron que no lo hiciera, dado el elevado índice de peligrosidad de ese barrio. Pero él no hizo caso de las advertencias y salió solo en busca de un bar donde poder cenar. Una vez conseguido, se sentó en un banco a comerse el entrepan (sic). Allí fue asaltado por unos desconocidos que lo durmieron con alguna sustancia narcotizante.

Se despertó en el mismo lugar de donde se lo habían llevado, sintiendo un fuerte dolor en la espalda. Al palpar ese punto, descubrió un inesperado esparadrapo. Tras acudir al hospital descubrió que había sido objeto de una operación quirúrgica, antes de que una radiografía revelara que le habían extirpado el riñón.

Segunda Leyenda Urbana aqui en Muchosmisterios

La siguiente historia apareció en un diario del estado de Texas. Un joven decidió un sábado por la noche asistir a una fiesta. Se estaba divirtiendo bastante, se tomó unas cervezas y una muchacha que conoció allí y a la que parecía gustarle, le invitó a ir a otra fiesta. Rápidamente aceptó y marchó con ella. Fueron a un apartamento, donde continuaron tomando cerveza y aparentemente le dieron droga.Lo siguiente que recuerda es que despertó totalmente desnudo en una bañera llena de cubitos de hielo. Todavía sentía los efectos de la droga y de la cerveza. Miró a su alrededor y estaba solo. Luego se miró el pecho y descubrió que tenía escrito con pintura roja este mensaje: «llame al 911 o usted morirá». Vio un teléfono cercano a la bañera, así que llamó inmediatamente. Le explicó a la operadora la situación en la que se encontraba. La operadora le aconsejó que saliera de la bañera y que se mirara en el espejo. Se observó aparentemente normal, así que la operadora le dijo que revisara la espalda. Al hacerlo, se apercibió que tenía dos ranuras de nueve pulgadas en la parte baja del abdomen.

La operadora le dijo que se metiera nuevamente en la bañera y que mandaría un equipo de emergencia. Desgraciadamente, después de que lo examinaron a fondo en el hospital, reparó en lo que le había pasado: le habían robado los ríñones. Cada riñón tiene un valor en el mercado de 10.000 dólares -él no sabía esto- (...) Actualmente, esta persona se halla en el hospital conectada a un sistema que lo mantiene vivo. La Universidad de Texas y el Centro Médico de la Universidad de Baylor realizan gestiones para encontrar donantes.

0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails